Home

Inicio

Varios


Contácto










Diácono



Diácono (en griego, diakonos, 'servidor'), en la Iglesia cristiana, uno de los oficios más antiguos en el ministerio sacerdotal.

En dos pasajes del Nuevo Testamento (Flp. 1,1 y 1 Tim. 3,8;12) los diáconos aparecen en estrecha relación con los obispos.
Conforme fue evolucionando la Iglesia, el diácono se convirtió en el ayudante del obispo, responsable ante él y ordenado sólo por él.
Personifica o representa el ministro servidor de Cristo.

Según la tradición, esta institución se inició cuando siete hombres fueron ordenados por los apóstoles para servir los altares (He. 6,1-7).
De acuerdo con esta tradición, el número de diáconos que asiste a un obispo estuvo durante mucho tiempo limitado a siete.
En Roma, los siete diáconos estaban encargados de los bienes de la diócesis y tenían un poder considerable.
Durante la edad media, sin embargo, el diaconato perdió esta función y se convirtió sólo en una de las órdenes mayores, con un grado inmediato inferior al sacerdocio.

En la tradición católica, las funciones litúrgicas del diácono engloban ayudar o servir al celebrante.
El acto litúrgico asociado sobre todo con el diácono es la lectura del Evangelio en la celebración de la eucaristía.

Las mayoría de las Iglesias protestantes ha mantenido el diaconato como un oficio seglar, sin ninguna función sacramental o litúrgica; así, una de las funciones de los diáconos de una parroquia puede ser administrar los bienes eclesiásticos.

Hoy, la Iglesia católica apostólica romana y algunas confesiones anglicanas han intentado restituir algo de la dignidad de este oficio creando diáconos permanentes, los cuales dedican mucho tiempo a ayudar en una parroquia pero que se dedican a una actividad profesional secular.












www.d1c1.com